Descampado al atardecer, El vuelo es así y Salvaje, son las piezas elegidas y pertenecen a una serie llamada “Mujer heroína”, en la que las imágenes giran en torno a simbolismos de mujeres con máscaras de lucha libre mexicanas -esencialmente utilizadas por hombres o por mujeres que se alejan de los cánones de femeneidad más aceptados por la masa social- y que se emplazan en situaciones de acciones cotidianas de cada una de las mujeres que, dicho sea de paso, son mujeres elegidas por su cercanía vincular a la autora y son acompañadas con cámara en mano en sus vivencias cotidianas.

Todos estos retratos se toman, se deconstruyen y se recrean con imágenes de revistas encontradas (antiguas, nuevas, de moda, de arte, de viajes y otras), para armar en forma de collage las piezas finales, que lejos de ser muy pensadas en su estructuración semántica original, son confeccionadas en orden aleatorio, aprovechando los juegos psicoanalíticos del quehacer artístico y luego asociándolas con significados para posterior nomenclatura.

El fin último de la serie es cuestionar la equidad de género que existe hoy en día, por medio de un imaginario que propone utopías, distopías y realidades paralelas creadas a partir de la disección, reformulación y unión de los elementos antes descritos.

Más info +